Sobre mí


 

sobremi

 

Mi madre me enseñaba a tejer durante las siestas y yo le hice un jersey a mi muñeca. Así empezó todo.

Luego, de manera autodidacta, fui descubriendo y recuperando las técnicas tradicionales del hilado y del tejido de diferentes partes del mundo y de distintas culturas. Por el camino, mi padre fabricó para mí una rueca, algunos husos, cardadoras y otras herramientas tradicionales. Para completar mi pasión, cursé estudios superiores de Arte Textil, en la escuela de Arte nº2 de Madrid.

Desde 1997, elaboro profesionalmente piezas de lana y otras fibras por procedimientos artesanales.

Utilizo el ganchillo, la tricotosa o el telar; empleo fieltro, añado serigrafías y en general, mezclo técnicas y materiales para lograr piezas siempre especiales. Cuido mucho la calidad de los materiales, la elección de colores y los acabados de las piezas.

Me gusta presentarme como lo que soy: artesana de la lana.